Pedaleando el fenómeno del niño (parte I)

 

DCIM100GOPROGOPR1194.Al la sombra. Vía La Dorada – Puerto Boyaca.

El sol intenso y el calor sofocante han estado presentes y han sido el reto en  los últimos cinco meses de viaje en bicicleta por Colombia. Ya sea en la Guajira o en el altiplano Cundiboyacense, el sol pega muy fuerte y puede hasta bajarte de la bicicleta.

Alta Guajira 2015 (alta resolucion)

Pilón de Azúcar, Guajira

Cañon del Chicamocha 2015(Alta resolucion)

Cañón del Chicamocha, Santader

Con el pasar de los días me aclimate y aprendí a viajar con estas condiciones que no son fáciles de sobrellevar cuando debes estar expuesto al sol todo el día. Toca madrugar y estar listo antes de que salga el sol, así como parar al medio día que es cuando pega más duro.

Luego del recorrido anterior de (Bogotá – Calarca – Medellín) retome el camino el 18 de agosto de 2015 rumbo al norte, hacia la costa caribe colombiana, esta vez por razones de tiempo, andaría solo de Bogotá a Puerto Boyacá ( 250 km aprox) y de ahí bus a Barranquilla.

ruta bogota- puerto boyaca bici

Ruta de viaje Bogota – Puerto Boyaca en bici

 

DCIM100GOPROGOPR1144.

El viejo Guille me acompaño en esta ocasión hasta el Alto del Vino.

https://memobiomind.wordpress.com/

11113418_1662220374001141_6736311853947147576_o

Rumbo a Puerto Boyaca (Por Guille)

Este primer trayecto fue exigente por el peso que llevaba, me sobrecargue con cosas para hacer fotografía. Tres cámaras con sus accesorios, caja con materiales y químicos para hacer fotografía artesanal, el portafolio de fotografía, postales, mejor dicho de todo. Esto sumado a la ropa, lo de aseo, la cocineta, la comida, la carpa, el aislante y la bolsa de dormir y varios, me dejaron esa bicicleta demasiado pesada.

_DSC4610

Cordillera Oriental, Cundinamarca

Por esta ruta hay un par de altos para bajar hasta la Dorada (Caldas), allí fue donde sentí realmente la carga debido a la inclinación de la carretera que hacía bien complicado mantener un ritmo llevadero. El calor y la humedad se sintieron de una, a este nivel de exigencia, sino se está bien protegido de las condiciones exteriores, puedes quedar por la carretera, ya sea por la deshidratación, la insolación o el cansancio.

DCIM100GOPROGOPR1172.

Rumbo a la Dorada, nada de tiendas o casas, me quede sin comida ya empezando la noche.

En la Dorada, luego de sentir el solazo de esos días( que en este punto ya es sofocante) decidí mejorar mi ropa. Pienso que la forma más económica y comprobada de viajar es adoptar algunas de las costumbres de los trabajadores del campo o la carretera. Siempre los veía re tapados de pies a cabeza y no entendía el por qué arroparse con ese calor tan salvaje. Luego entendí que es preferible sudar cubierto con ropa a insolarse con la ropa habitual de ciclismo.

Así que conseguí una protección para la cabeza, andaba con camisa de manga larga y se debería utilizar pantalón, tenis y guantes. La tela debe ser muy fresca y una gorra o sombrero ayuda bastante para pasar el día pedaleando.

El agua y la comida son fundamentales para tener lo necesario para seguir, frutas, verduras y granos son lo que mejor alimenta en el viaje. Cosas que se deban refrigerar o que se dañen muy rápido no se deben llevar en la bici y para este caso es bueno elegir frutas que tengan bastante agua, así se alimenta e hidrata correctamente el cuerpo.

_DSC4620

Alejándome de la cordillera. Vía la Dorada – Puerto Boyaca

De la Dorada hasta Puerto Boyacá, es un calor sofocante y el sol es bien fuerte, es una ruta principal en buen estado, de esas que con el calor el asfalto parece que se estuviera derritiendo y no hay casi sombras donde descansar. Hay grandes fincas a lado y lado de la carretera pero es difícil acampar en alguna de ellas, están cercadas y las casas quedan bien metidas en las fincas, no sobre la carretera, por lo que es complicado hablar con la gente y pedirle un espacio para acampar.

De resto la ruta se me hizo tranquila a pesar del gran flujo de carros y tractomulas. Hay tiendas y lugares para pasar la noche, pero es importante siempre llevar lo mínimo para poder ir relajado, agua y comida.

Anuncios
Categorías: Viaje por Colombia | Deja un comentario

Colores, olores, sabores esto es Colombia en bicicleta!

_DSC4343

Cordillera Central. Quindio. Colombia

Otra vez comenzaba a viajar en bicicleta. Esta vez por mi tierra, un sueño que tenia desde mi primer viaje hacia el sur. Esta vez fue fácil porque ya sabía que cosas llevar y difícil por dejar mi familia. Había hecho parte de la ruta la primera vez que fui hacia el sur. En esa ocasión fue por tramos y apenas me acostumbraba a esta vida nómada, no tenia toda mi atención en el paisaje y sus gente,  por lo que no sentía que hubiera conocido esa parte del país.

Ahora quería hacer la mayoría en bicicleta, hacer fotografía y vídeo, escribir sobre estas tierras desde mi experiencia personal, una misión personal. Algunos tramos fueron en carro, afortunadamente en Bogotá e Ibagué me llevaron hasta la salida de la ciudad, eso no me interesa hacerlo en bicicleta y en Medellín si toco en bici de sur a norte y en Pereira hacia Dos Quebradas.

Sin título-31

Esa mañana salimos bien temprano, mi padre quería acompañarme a la salida de Bogotá y terminamos antes de Fusagasugá, preciso antes de la subida! Luego de compartir el desayuno, arranque y sentí una nostalgia inmensa por dejar a mi familia otra vez, estaba distraído. Al rato ya estaba concentrado en el camino, sus paisajes y  personajes me sacaban de mi cabeza. Un rato de subida y comenzaba la bajada.

Habíamos quedado de vernos en la salida de Fusa, allí llegue y al rato llegaba la Bea, una ciclo viajera de Chile, llevaba 8 meses y medio rumbo al norte hacia Alaska y nos conocimos por Internet, me propuso una ruta para hacer en bici cuando nos conocimos en Bogota, me gusto y cuadramos de una.

Sin título-8

Bajando al Boquerón

Sin título-7

Arboles rosas por la via

Empezó la bajada hasta el Boquerón, una buena vía, asfaltada y con una economía basada en el transporte, de comercio y personas. Restaurantes, hoteles, tiendas, talleres y otros se pueden ver sobre la carretera.

Sin título-5

Tiendas por el camino

Sin título-6

Comida tipica de esta region

Sin título-10

Bajando de la Cordillera Oriental

Luego de esa primera bajada, se pasa al departamento del Tolima, y se siente una diferencia realmente. El olor, el aire, la vegetación, las casas, las ropas y los productos por la carretera, el vino de palma.

Sin título-16

Para la próxima!

Luego del puente que divide los dos departamentos, comienza un camino junto al rió Sumapaz, flores de todos los colores, árboles y verdes montañas.

Sin título-11

Limite departamental

Sin título-15

Colores de la carretera

Sin título-12

Ácidas

Pasamos por la Nariz del Diablo, algunas obras sobre la vía y bastantes camiones, pero todo relajado.

Sin título-13

Nariz del Diablo

Luego se vuelve “travesía” como le dice la gente, es decir subida- bajada.  Pasamos por fuera de Melgar y Girardot.

Sin título-17

Tarde soleada hacia Ibague

Una buena tarde y  en la noche llegamos a una “bomba”, allí armamos las carpas y había baño, electricidad y hasta wifi. Nos levantó el sol, y bien temprano empacamos, desayunamos y continuamos hacia Ibagué, allí hay dos opciones, una por el túnel y otra por la vía antigua. Nosotros escogimos la antigua, porque por la del túnel nos dijeron que tocaba pasar en carro, no se podía en bicicleta. Empezamos a subir hacia Gualanday,  bastante calor y sol, frutas por la carretera, mandarinas, bananos y naranjas!! La gente nos convidaba naranjas y agua.

Arriba se unen los dos caminos y se sigue pa la ciudad de Ibagué. Llegamos donde mi Tía Elizabeth, allí siempre me reciben con los brazos abiertos y por esos días estaba mi abuelita Inés y mi tía Sandrita. Allí pasamos unos días, vimos el partido de Colombia – Argentina, estuvimos en las Fiestas del San Juan y el San Pedro, subimos al Cañón del Combeima, y compartimos con la familia algunos días.

CAÑON DEL COMBEIMA

Sin título-19

Termales en El Rancho (Tolima)

Sin título-20

Río Combeima

Sin título-22

Cañón del Combeima

11221727_10206715705832613_2651734783862426831_o

Partido de Colombia en Ibague

Sin título-24

Fiestas de San Juan y San Pedro (Ibague)

1

2 3 4  Sin título-3 Sin título-23

Sin título-2

El día de la partida ofrecieron llevarnos a la salida de Ibagué, según ellos, esa zona es insegura, y si se veía así. Nos dejaron en Cócora y de allí comenzamos a subir hacia Cajamarca, al principio inclinada, y a medida que nos alejábamos de la ciudad y subíamos, nos adentrábamos en la cordillera central, llena de cultivos, mandarinas y bananos, café, montañas de alimentos, muchas naranjas por la carretera, ni una sola moneda.

Sin título-25

Rumbo a Cajamarca

Ese día pasamos por los viaductos, la plaza central de Cajamarca y acampamos a las afueras, una familia nos dejó un espacio para pasar la noche en un terreno al lado del rió Bermellón, nos bañamos en sus aguas, comimos y descansamos, una noche tranquila con el arrullo del rió y la luna llena.

En la mañana nos alistamos, desayunamos, un poquito de inspiración y  pa´rriba, subida dura, bien inclinada, y una vez más las condiciones cambiaban,  viento seco y frió, los arboles eran cada vez más pinos y ya tocaba ponerse chaqueta y buff. Sobre la carretera al medio día, paramos a almorzar, terminamos comiendo, queso y kumis de la zona, un par de tomates con orégano y llevamos un par de frutas.

Subida y más subida! Los camioneros a veces apoyaban con barra y bocina, un buen ritmo, mi cabeza estaba allá arriba, lo di todo hasta el alto de la Línea a 3.265 mts. Apenas salí de la curva y vi la cumbre, me sentí extasiado por el rendimiento y la vista, tome algunas fotos, compartimos con otros viajeros en moto y comimos algo relajado. Hay que tener cuidado allí arriba pensaba, la temperatura, el viento y la morfología del lugar hacen que sea muy fácil enfriarse, venia sudado de la subida, así que me puse pantalón y chaqueta, buff, gorro, guantes, ahora venía la bajada!!!

_DSC4342

La Linea

Fueron prácticamente dos días subiendo, hasta que esa tarde llegamos para ver un hermoso atardecer por un corto momento. La bajada, solo 40 minutos hasta Calarcá, mucha curva y tráfico. Allí nos quedamos en un hotel que ya conocía sobre la principal, pues los bomberos no nos colaboraron con la quedada y estábamos re cansados de los días anteriores.

Aquí se siente un cambio en las gentes, la geografía y el clima, de ahí hasta Medellín hablan en su mayoría como paisas, y se hace evidente un carácter diferente, ropa diferente y aire diferente.

Al día siguiente arrancamos en la tarde el sol estaba muy fuerte y descansamos la mañana. Cogimos hacia Pereira, una ruta en excelentes condiciones, con hermosos paisajes y siempre a la derecha la cordillera central y a la izquierda a lo lejos a cordillera occidental. Es una región de bosques, de flores y olores frescos.

Sin título-26

La Bea haciendo jetas!

_DSC4347

Cordillera Occidental de fondo

_DSC4355

Por el Quindio

_DSC4358

Cielos majestuosos

_DSC4360

Por allí queda Salento

Sin título-27

En la burrita

Sin título-28

Entre verdes

Sin título-29

camino a Pereira

Sin título-30

El clásico colombiano

_DSC4367

La Bea por el Quindio

_DSC4369

Lindo atardecer

_DSC4373

Atardecer Quindiano

_DSC4376

 Un buen día

Es en su mayoría subida, no tan empinada pero si larga, esa noche llegamos a una “bomba” antecitos de la cumbre. El joven empleado, nos colaboró con una espacio pa las carpas, baño, electricidad y hasta te. Comimos y a descansar.

_DSC4390

Al despertar

En la mañana salimos bien temprano, coronamos la punta y bajamos más que todo hasta Pereira, allí luego de una perdida, llegamos donde mi tía Sandrita, nos ofreció posada y comida, pudimos lavar nuestra ropa, bañarnos y descansar, al día siguiente seguiríamos.

Ya listos, nos dirigimos hacia el centro y luego el puente hacia Dos Quebradas, un calor sofocante, trafico, ruido, realmente incómodo. Salimos rápidamente de la zona urbana y comenzamos a subir.

Sin título-36

Viaducto Pereira – Dos Quebradas

Sin título-38

Hacia Dos Quebradas

_DSC4397

Saliendo de Pereira

Sin título-40

De fondo Pereira

Una carretera, llena de verdes, de montañas de café, naranjas, un paraíso! Ese día llegamos a una “bomba” en la noche, allí nos recibieron muy bien, mejor de lo que podía esperar. Al llegar hablamos con el encargado, y de una nos fue llevando al lugar. Al llegar allí era un hotel que no había sido inaugurado, nos ofreció una habitación, con baño y aire acondicionado. Comimos, una ducha y a dormir!

Al siguiente día, la idea era llegar a la Pintada en Antioquia, la ruta es “travesía” y ya para el atardecer estábamos allí, fue un día de paisajes increíbles, mucho calor y al final una gran sorpresa.

Sin título-42

Montañas de café

Sin título-43

Y arriba quemando el sol!

Sin título-45 Sin título-46 Sin título-47Sin título-49 Sin título-51

Cosecha de naranjas

Sin título-52

El sol hecho fruta

Sin título-53

_DSC4399

Paisajes de café

_DSC4407

Pura vegetación

_DSC4410

Mas café

_DSC4411

Arboles de naranjas

_DSC4413

Vía a La Pintada (Antioquia)

_DSC4415

Verdes Montañas (Antioquia)

_DSC4426

El árbol de las garzas (La Pintada)

_DSC4429

Paisaje de la Pintada

Compramos algunas cosas en el pueblo, pa empezar la subida al alto de Minas. Al cabo de un rato paramos a hablar con un señor en la carretera, y este nos decía que nos devolviéramos pal pueblo y descansáramos allí esa noche, que de ahí pa rriba era duro, además de mucho tráfico y no había casi nada. Luego de unos minutos de hablar con él, se ofreció a darnos una habitación en un condominio que cuidaba, allí había donde bañarse, cocinar si queríamos y una habitación con camas y ventilador. Fue un gran regalo de la vida para un día de esfuerzo.

A la mañana siguiente alistamos y pa´rriba. Mucho calor, mangos todo el día que mi compañera había recolectado el día anterior, lindos paisajes y mucho apoyo de la gente. Ese día fue todo de subida, hasta las 8 o 9 de la noche llegamos a una tienda y allí nos dieron un espacio pa acampar, nos dieron comida re rica y tintico en la mañana.

_DSC4432

Subiendo hacia Medellin

Arrancamos, bien tempranito, seguía la subida, mas inspiración! Y dele, faltaban un buen rato de subida y dura, bien inclinada. Al final llego el alma y el corazón porque el cuerpo ya estaba cansado, coronamos ese alto, y se sentía el poder!!!

11731936_1097358633625294_3432235998805289768_o

Alto de Minas

Bajada de media hora sin frenos y empezaba la entrada a Medellín por el sur. En un principio pensábamos ir a la casa del ciclista, pero nos habíamos pasado, así que cogimos pal terminal del norte donde al otro día iba a tomar el bus de devuelta a Bogotá, este viajecito terminaba allí.

Mi compañera se quedaría unos días más en Medallo, así que nos despedimos, sabiendo que en un tiempo nos volveríamos a encontrar por la costa.

Continuara!!

Sin título

Ruta Bogota – Medellin

11780018_1097356710292153_5001626121239532886_o

Este pequeño viaje me mostró varias cosas.  Primero, que lo más difícil es salir de casa, dejar la familia y comenzar el viaje. Segundo, cuando se ama lo que se hace, el mundo a tu alrededor lo siente, lo reconoce y todo fluye. Sin pretender demasiado, todo lo que piensas y dibujas en tu cabeza, se hace realidad, aun mejor de lo que te imaginabas, todo llega a su momento y en su lugar, por ello no hay que temer seguir el camino hacia lo desconocido, solo hay que disfrutar este camino y tener fe.

Tercero, este viaje es de voluntad, no hay excusas de plata o dificultad, se puede viajar con lo mínimo, eso aprendí esta vez, la gente no me ha dejado morir por el camino, nunca falta el agua y la comida, el descanso y la compañía. Perdí el miedo al dinero y al futuro, con eso siento que me libere un poco más de esta realidad, ahora vivo en mi mundo, tranquilo y feliz!!

Cuarto, esta fue una ruta en la que pude ver mi tierra, lo que nace de ella, como es su gente, su olor, su sabor, su geografía. Sentí que ahora si estoy conociendo realmente mí patria, y sé que ahora es tiempo de comenzar a hacer mi Obra, escribir y retratar algo de ella, desde mi experiencia en bicicleta por sus caminos, desde mi alma y mi corazón que los he dejado por la carretera, y que le dan sentido a todo esto que hoy hago.

Un saludo desde Bogotá Juan, aquí alistando mis cosas, para lanzarme otra vez rumbo al norte, sin más expectativas que un paisaje, un respiro y minuto de pedaleo en mi bicicleta!

Categorías: Sin categoría | 8 comentarios

GRAZIE MONTAGNA

_DSC1877

 

“Gracias montaña por haberme dado lecciones de vida,

porque fatigando he aprendido a gustar el reposo

porque sudando he aprendido a disfrutar un

sorbo de agua fresca, porque cansado me he detenido

y he podido apreciar la maravilla de una flor

la libertad de un vuelo de pájaros

respirar del perfume de la sencillez

por sí solo.

 

Sumergido en el silencio me he visto en el espejo

y espantado he adminitido mi necesidad de verdad

y amor, porque sufriendo he saboreado la maravilla

de la cumbre que percibiendo que las cosas verdaderas,

aquellas que llevan a la felicidad

se obtiene solo con fatiga

y quien no sabe sufrir

nunca podrá entender.”

Battistino Bonali

Alpinista Italiano que falleció en 1993 realizando la vía “Casorotto”, una de las vías más difíciles en la cara norte del Huascarán.

 

Categorías: Sin categoría | Deja un comentario

Con el Guilherme y el parche!(Salta, Argentina)

10933811_1001886929824766_7410017005733644136_n

Tarde relajada en la plaza de Salta, norte de Argentina.

Categorías: Sin categoría | 1 comentario

Personas por el camino

_DSC0532

_DSC0638

_DSC0645

_DSC0651

_DSC0937

_DSC0980

_DSC1048

_DSC1155

_DSC1176

_DSC1281

_DSC1469

_DSC1832

_DSC1836

_DSC1840

_DSC2002

_DSC2068

_DSC2082

_DSC2282

_DSC2620

_DSC2631

_DSC2816

_DSC2888

_DSC2954

_DSC3003

_DSC3083

_DSC3139

_DSC3321-2

_DSC3366

_DSC3985

_DSC3997

2eae95f0-ac0f-4d73-a673-1e2905fea849

3cac7d9e-467e-4fec-9199-67aaf03e1a7d

1167278_781635331864294_452770830_o

10298843_838633136164513_5049016048497635885_n

10303957_727619673952789_5678833800507796204_n

10306778_1549246811989869_5900721704845845342_n

10376757_838632402831253_5719184623644195503_n

10463043_871471336214026_804860087363826642_n

10559145_10152519877362913_547867194_n

10726715_10204936304194208_1300615413_n

10836472_10152519877342913_392410530_n

10898127_983491685011990_4557355631298023501_n

10898202_10205726110816077_4107648592124740467_n

a2695e58-8d4f-493c-91e6-cdd1b8e5e152

CIMG7251

dsc00780

DCIM100GOPRO

DCIM100GOPRO

DCIM100GOPRO

DCIM100GOPRO

IMG_9384

SAMSUNG CAMERA PICTURES

rps20141117_173952

rps20150114_133819

Categorías: Sin categoría | Deja un comentario

Por el Salar de Uyuni, Potosí (Bolivia)

_DSC3512

_DSC3576

El salar de Uyuni es el mayor desierto de sal continuo del mundo, con una superficie de 10.582 km2. Se encuentra a una altura de 3.650 msnm y tiene vientos de hasta 90km/hr. Un paisaje increíble, como de otro planeta, de largas distancias y condiciones difíciles para la vida humana.

_DSC3484

Lo que pense seria un trayecto mas de mi viaje en bici, termino siendo la EXPERIENCIA de mi vida. Días antes de conocer el salar, mucha gente me hablo acerca del  lugar,  se asombraban con mi intensión de atravesarlo en bicicleta hacia San Pedro de Atacama.  Hablaban del sol, el frió, la distancia y luego entendí por que. Es un lugar de dimensiones que nunca había visto en mi vida, árido, salado, soleado, frió en la noche, tranquilo, sin gente.

_DSC3516

Antes de empezar este trayecto,averigüe algunas cosas en Uyuni, hable con los conductores de las camionetas turísticas y me hicieron una idea del recorrido, de Uyuni a Colchani y de allí a la isla del Pescado , de donde debía ir hacia el sur hacia San Pedro de Atacama, para encontrarme de nuevo con Claudio( un parcero chileno ) antes del 31 de diciembre.

_DSC3460

_DSC3567

_DSC3464

El primer día salí a las 3:30 am hacia Colchani,  allí solo compre una botella mas de agua para completar los 8 litros, que pensaba eran necesarios. el día anterior fui al mercado a comprar lo necesario pal trayecto, pan, queso, papa, tomate, palta, pasta, galletas, etc. lo de siempre, la verdad no esperaba unas condiciones tan extremas de sol y viento.

_DSC3471

_DSC3472

_DSC3483

De allí de Colchani me metí al salar. Llegue al hotel de sal donde gente linda de Bolivia me convido comida y bebida, buen parche!!

_DSC3478

En la tarde, luego de comer hasta no poder mas, cuando el sol bajo un poco, seguí rumbo a la isla del Pescado. Allí me empece a dar cuenta de la magnitud del paisaje, hermoso pero difícil, para llegar a la isla eran mas o menos dos días. Esa tarde fue una tarde de San Pedro y rape, de santita y un atardecer increíble, el mas salvaje que he visto en mi vida.

_DSC3506

Ese primer día pedalie hasta las 11 pm, el viento es muy fuerte en las tardes y las noches, así que arme mi carpa, me relaje y descanse.

_DSC3496

A la mañana siguiente, el paisaje había cambiado radicalmente, ya no estaba seguro de la isla a la que iba, así que me decidí por la que mas me parecía. Todo el día para llegar y darme cuenta que no era la que buscaba, igual disfrute el lugar, recorrí la isla , subí a lo mas alto para darme una idea la geografía del lugar y mi rumbo al sur.

_DSC3542

_DSC3532

Intente encontrar agua y en el trayecto perdí una de mis botellas y la santita. Al final regrese a donde estaba acampando, comí, descanse y decidí devolverme hacia Colchani, no estaba seguro del camino y ya no tenia mucha agua, comprendí lo difícil del lugar, en cuanto al ejercicio en bici y lo fácil para deshidratarse, el viento hace que no te des cuenta de este factor y el sol es demasiado fuerte desde el amanecer al anochecer. Así que pensando en mi regreso, calcule lo que tenia de agua y comida y me alcanzaban hasta el pueblo, estaba seguro.

_DSC3563

_DSC3575

_DSC3549

Al siguiente día salí temprano, de retorno por el mismo camino, un poco decepcionado por no poder cumplir mi meta, pero tranquilo, pues estaba asegurando mi retorno. Así que comencé, siempre teniendo como guía la montaña grande ( el volcán Tunupa).

Al principio casi no ande, el suelo estaba húmedo, como enlagunado, así que caminando seguí adelante unas horas. El camino luego de esto fue relativamente mas fácil. Al rato logre ver y parar una de las camionetas de turistas y la pareja me regalo una botella de agua, le puse como un frutiño de maracuya y me la tome casi toda, sin pensar a futuro.

_DSC3573

_DSC3571

Seguí mas tranquilo eso si, pero ya empezaba a sentir la deshidratacion. Todo el día avanzando hacia la montaña que nunca parecía acercarse por mas que me esforzaba. Termino el día y acampe. Para ese momento ya empezó a escacear el agua, pero tenia tomates, naranjas, manzanas y papas, así que pensaba que todo iba bien.

_DSC3584

Al otro día me levante, comí algo y seguí mi rumbo. Unas horas mas tarde ya no había agua, y no fue suficiente con las frutas, así que me vi obligado a tomar mi orina, amarga, fuerte, pero me mantenía vivo por lo menos. Luego de dos días tomándola, el cuerpo se empezaba a descompensar, la comida que contenía agua, se acabo, solo quedaba papa cruda, así que me las comí así, pues tenían liquido, poco pero tenían, para ese momento era la gloria!Ya solo me quedaban unas galletas, un par de papas, pan y comida para cocinar con agua, sopa y rame.

Ese fue el día mas duro de mi viaje y mi vida, el sol, la deshidratacion, el cansancio acumulado, todo se unió y me bajo de la bicicleta varias veces. Lo único que podía hacer en ese momento era recostarme a la sombra de la bicicleta, no había ni una sola nube en el cielo y  en mi mente solo pensaba en bajar mi temperatura y esperar un poco mientras bajaba el sol fuerte del medio día. Cuando veía un lugar húmedo, mojaba mis ropas, con esa agua con olor a azufre, pero era mi única idea para no tener un golpe de calor, del que es bien difícil recuperarse, mas andando en bicicleta y con peso.

Seguía y seguía y no llegaba a ningún lado, estaba tan seguro que esa era mi rumbo, mi dirección, que seguí hasta la tarde. Al final se empezó a poner lodoso, mojado y fue imposible seguir en bicicleta, así que la fui llevando unas horas arrastrada, casi sin avanzar nada. Sin energía, sin ganas, pare otra vez al final de la tarde, llame a mi padre en Colombia y le comente mi situación. Pensé que no podía hacer mucho desde allá, sin embargo quería escucharlo y que supiera como me encontraba, quería decirle que lo quería mucho y que me perdonara por ese 24 de diciembre.

Me sugirió dejar la bicicleta, ya no tenia energía ni para caminar, así que oscureciendo saque algunas cosas y me dirigí a unas luces que veía en las montañas al frente mio. Veía varios carros pasar, pensé que esa era mi ultima opción, como fuera tenia que llegar a esa carretera, ya no iba a aguantar un día mas.

Así que como pude camine y camine por horas, empece en la tarde y  llegue a las 2 de la mañana a la carretera.  Allí encontré unas casas, pero no había nadie, según me dijeron luego, todos estaban en el pueblo celebrando la navidad. Recorrí el “caserío”, pero no había agua en los grifos, solo arena. Así que me acosté en la carretera a descansar y esperar que alguien pasara por allí, ya había hecho todo lo posible y no tenia energía pa nada mas.

Finalmente apareció un camión, paro y le comente la situación, me dieron una gaseosa dos litros Fanta durazno, me dieron el mejor regalo de toda mi vida, el mas sencillo y a la vez el mas grande. Me la tome toda casi sin respirar, pensaba, dios es grande, me dio un ratico mas de vida. Me tire al lado de la carretera, ya mas tranquilo, extasiado, mirando el cielo estrellado, en paz total con el mundo, con la vida, pensando en mi familia.

Luego de un rato me pare y seguí caminando por la carretera hacia lo que pensaba era Colchani, pero en realidad era para Oruro. estaba demasiado perdido desde hacia días. Pare otro camión y me dieron otra botella de agua, que también la tome toda en unos segundos. Seguí caminando hasta que un camión paro y al escuchar mi situación, se ofreció a llevarme a Salinas un pueblito al lado del salar. Allí pude comunicarme con mi padre otra vez que hizo todo lo posible para ayudarme desde Colombia.

La mamita Nora y su esposo, me dieron agua y comida, una cama y me colaboraron con todo lo que necesitaba, atención medica, al otro día a recoger la bicicleta y mis cosas. Luego de un rato dando vueltas en la camioneta finalmente la encontramos y  de camino de devuelta  vi mi bolsa de dormir, que había perdido en medio de la noche por el viento.

Ya con todo recuperado, organice mis cosas y me aloje en un hostal en el centro del pueblo. Comí, bebí, fui al hospital. Allí me limpiaron los ojos, que estaban llenos de sal y arena de la noche anterior y me desinfectaron las raspaduras que tenia en las piernas. Me aplicaron la anti tetánica y me ayudaron mas de lo que podía pedir, de estas personas también me llevo lo mejor, me ayudaron sin pedirme nada.

Ahora ya recuperado, pensando sobre esta experiencia, siento que Dios me dio otra oportunidad para seguir, para hacerlo mejor. Me mostró al limite al que puedo llegar y lo fuerte del instinto de supervivencia. También la abuela coca me dio todo para llegar, luego de estar al limite de la deshidratacion y tener que beber mi propia orina, aprendí a valorar realmente el agua, algo tan normal en el diario vivir, que nos acostumbramos a tenerla, para mi es un milagro.

Afortunadamente hoy puedo seguir y aprender de esta vivencia tan fuerte que realmente marco mi viaje y mi vida, así que pa lante rumbo a San Pedro de Atacama y a pasar un buen fin de año con el Claudio.

_DSC3569

Hoy solo doy gracias a mi  Padre, gracias a mi Madre, a la abuelita coca que me dio la energía pa seguir adelante, al rape por despejar mi cabeza de los pensamientos negativos, gracias a la vida, por darme un día mas.

_DSC3579

27 de diciembre 2014

Uyuni, Potosi, Bolivia.

Categorías: Sin categoría | 2 comentarios

Por La Paz (por Claudio)

En la Paz, me sentí como en casa. Estuve allí un tiempo y me gusto mucho el centro histórico, mas que por su estética por su gente y su ambiente.

DCIM100GOPRO

DCIM100GOPRO

DCIM100GOPRO

DCIM100GOPRO

 Aquí pude conocer personas muy bacanas, de todos lados y en diferentes viajes. El hostal mochilero Inti wasi, me acogió por mas de un mes.

Categorías: Sin categoría | Deja un comentario

Valle de las animas (La Paz)

El Valle de las animas se encuentra al sur de la Paz. para ver este hermoso lugar, solo es necesario coger un bus que te deja muy cerca a la entrada, que no tiene costo.

_DSC3418

_DSC3366De fondo la Paz

DCIM100GOPRO

Parche del  Inti Wasi

_DSC3372

Geografías como de otro planeta.

_DSC3367

_DSC3362

_DSC3394

_DSC3399

_DSC3363

_DSC3406

Un día de sol, viento y rape.

 

 

Categorías: Sin categoría | 3 comentarios

Chacaltaya y Huayna Potosi (Bolivia)

Estando en la Paz, he podido conocer un poco de sus gentes y sus paisajes. Tuve la oportunidad de subir al Chacaltaya, un lugar tranquilo cerca a la ciudad a 5.430 mts, desde donde se puede ver una panorámica increíble de la ciudad y sus alrededores.

_DSC3102

 

_DSC3110

P1070288

P1070293

Desde la primera vez, me llamo mucho la atención una montaña en especial, Huayna Potosi. Surgió la idea de subir esta montaña junto a Jean y a los pocos días ya era un hecho, íbamos a subir en tres días a la cumbre.

A primera vista

 

P1070354

Tomando unas foticos por el camino

P1070350

Con el Migue

_DSC3139

_DSC3283

Entre montañas

P1070360

Subida 80 grados

_DSC3272

Vista desde el segundo refugio Anselme Baud. (5.270mts)

P1070367

Descansando un rato

P1070334

Aprendiendo a escalar

_DSC3258

Camino a la cumbre

_DSC3249

_DSC3269

_DSC3244

Un buen amanecer

_DSC3232

Por la cresta

_DSC3208

Coronada antesitos del amanecer

P1070397

Buen lugar pa ver el amanecer en Bolivia.

_DSC3226

Cumbre a 6.088 mts.

Luego de esta bonita experiencia, conocí un poco mas de mi y de la montaña, siempre se aprende, paso a paso se llega y lo mejor de esta vida requiere todo el esfuerzo y energía que tenemos. Siempre que llego a la cima, sea caminando o bicicleta, pienso en mi familia, hoy me encuentro lejos y a ellos les dedico esta cumbre y estas fotos, gracias a ellos, hoy me encuentro acá.

Categorías: Sin categoría | 2 comentarios

Para el padre Alessio de Shilla

_DSC1961

Luego de algunos meses de comenzar a vivir esta vida nómada sin reloj, sin prejuicios, de lugar en lugar rumbo al sur, veo y siento cambios adentro y afuera. Las gentes y los paisajes son diferentes y todos los días me sorprendo con los simples detalles del camino.

_DSC1714

Un camino que me ha mostrado otro mundo en el que me siento pleno, una vida de cambio, de apertura al mundo, de encuentro con el adentro, de admiración y reconocimiento de este mundo allá afuera. Luego de este tiempo, me he acostumbrado a vivir feliz, es decir disfrutar de cada experiencia de la vida, aprender de ella y trabajar en mejorar física y espiritualmente.

3 Montañas via la Capilla

Luego de mi paso por Perú siento que se cierra otro capítulo de esta historia de viaje y es inevitable mirar hacia atrás. De Perú me llevo todo lo bueno, supero todas mis expectativas, su sierra en particular me enseño otra vida, volvió la esperanza y el compromiso con la humanidad. Una vida de silencio, de alturas, entre el sol y el viento. De solidaridad, de amor, de gentes sencillas, trabajadoras y humildes, de aquí y de allá.

_DSC1819

Tuve varias experiencias en el camino, pero pienso que hubo un lugar que realmente cambio mi vida, el callejón del Huaylas, sus carreteras, sus paisajes y sus gentes, me lo dieron todo, hasta la esperanza o mi utopía por otra vía. Mi perspectiva del viaje cambio, hoy me siento tranquilo y seguro en la carretera, Jah proveerá, el me protege y me guía, por eso vivo feliz y satisfecho, aprendiendo todos los días a hacer de la vida un reflejo de lo que pienso.

_DSC2565

Estuve en lugares apartados casi totalmente de la vida moderna, con gentes diferentes, que me mostraron una vez más lo hermoso del viaje, del estar abierto a la vida. Aprendí a valorar la solidaridad, el amor, el camino difícil. El valor del pan para el hambriento, del compromiso para la comunidad y del amor revolucionario para la lucha histórica de la humanidad hacia su emancipación.

_DSC2189

Una vez más comprendí que el desarrollo de nuestra América Latina no está en la minería, el énfasis se debe ser lo nuestro, la protección y preservación de nuestras tierras y gentes. Del norte en la Cocha, hacia el sur, pasando por el Huascaran, que continúe la voz de protesta, no al mal gobierno y la dominación del capital, no a la destrucción de nuestras tierras y comunidades. Si a la vida, si a nuestra cultura. Perú para los peruanos, sur América para el mundo, no para el capital.

Perú lo tiene todo, Costa, Sierra y Selva, es un país complejo, lleno de contrastes y detalles que le caracterizan y le dan vida. Ropas, alimentos, usos de la tierra, arquitectura, todo hizo que mi paso por la sierra fuera un constante aprendizaje. Aquí vi paisajes que nunca olvidare, de montañas blancas y doradas, de desiertos áridos, de cielos azules, verdes praderas y una vida muy tradicional dentro de esta “modernidad”.

_CSC2336

Tuve tiempo para estar conmigo mismo, de abrirme al mundo, de aprender a vivir, lo bueno, lo difícil, lo perfecto. Fueron muchas cosas juntas, la enfermedad, la libertad, la soledad, la creatividad, que en conjunto hicieron de mi otra persona. Pasar por situaciones difíciles me mostró hasta donde podía llegar física y mentalmente. La geografía de la sierra peruana, es otro nivel, así que siento que he mejorado en cuanto a rendimiento y mi espíritu se ha hecho más fuerte y más libre.

_DSC2449

Libre pues luego de pasar por Shilla, conocer al padre Alessio, a la comunidad, a dios, mi espíritu se liberó, el miedo se fue y mi camino se aclaró. No hay duda que mi encuentro con la vida se dio en estas montañas, en sus cimas y con sus gentes. Entendí que el mayor acto de amor frente al otro, es compartir y colaborar si este te necesita. Vi ante mis ojos, ese amor revolucionario que necesitan estas tierras del sur. La palabra junto al pan de cada día, el proyecto productivo y la mejora de las condiciones de las comunidades olvidadas por el gobierno, ese fue una utopía hecha realidad por personas de buen corazón, verdaderamente comprometidas con las gentes de la sierra peruana.

_DSC2076

Allí aprendí que cada uno debe hacer lo suyo, de la mejor manera desde su posición. El cambio viene de lo micro, de las pequeñas acciones, de adentro hacia afuera, así que ya no importa que el mundo este al revés, eso ya no importa, así no haya solución, el amor por el otro hará que florezca nuestra américa.

_DSC3046

Hoy se cuál es mi camino así no lo pueda ver, y sé que él me protege y me guía. Es mi religión, no hay leyes o penas, solo principios que me hacen persona y me dicen en cada situación lo correcto para mí, lo consiente, lo verdadero.  Hoy voy seguro, hoy voy en paz con el mundo, hoy sé que nunca estas solo, hay un universo que te acompaña.

Hoy voy hacia la vida!!

Categorías: Sin categoría | 1 comentario

Blog de WordPress.com.