Adentrándome en la sierra peruana (Jaen – Caraz)

1 panoramica Jaen

 Luego de una semanas en Jaen reparando la bici y mi estomago, continué con Martina hacia el Sur. Martina de Suiza, es una guerrera en bici, lleva algo mas de tres años y medio viajando por el continente.  De a Argentina hacia el norte y ahora desde centroamerica hacia el sur.

Martina

Nuestra meta, Cajamarca y de allí a Huaraz. Estos días fueron exigentes en cuanto al esfuerzo físico. Comenzamos a salir de la región amazónica, para subir a la sierra peruana.

De Jaen llegamos a Chiple el primer día, un pueblito pequeño, en su mayoría sin luz. Allí nos quedamos en el hospital, donde nos dieron un cuarto con baño y una cama.

3 Montañas via la Capilla

Al siguiente día, salimos temprano rumbo a la Capilla, empezaba la subida y al rato de iniciar a montar, la bicicleta de Martina necesitaba un ajuste de frenos. Allí estuvimos un rato y continuamos. Subida y unos paisajes hermosos, de verdes y montañas.

Finalmente ese día llegamos a la Capilla, un pueblito muy tradicional en su arquitectura y gentes. Su  iglesia hasta ahora se esta construyendo y es relativamente pequeño. Luego de esperar a la policía un rato decidimos descansar en un hotel en la plaza central.

Al siguiente día bien temprano, salimos hacia Cajamarca. pura subida y un gran aprendizaje del viaje, llevar la comida necesaria, así sea mas peso.

Esa mañana no desayune muy bien y luego de unas horas ya no tenia energía, no había tiendas ni nada por allí. Martina me regalo un pan y con esto continué. Ya al final iba muy mal, sin energía para andar. Desde ese día cargo comida para 2 o tres días, nunca puede faltar! Aquel día llegamos hasta Bambamarca, para seguir hacia Cajamarca al siguiente día.

Desde la mañana comenzó el ascenso que llego a casi los 4.000 mts, una subida eterna y psicologicamente dura, pues la montaña se extendía y se extendía cada vez que creías llegar a la cima.

Ese día, era mi día, subí y subí, cuando me di cuenta Martina no se veía por ningún lado, el peso, muchísimo mayor que el mio, en la bici, hace que vaya mas despacio, así que espere un rato pero nada, así que continué mas despacio pa ir avanzando. Seguí y seguí subiendo hasta eso de las seis de la tarde, pare  en la única tienda en kilómetros y allí me dieron posada por esa noche. El frió, es el mas duro que he conocido, con cielos despejados. Esa noche dormí con toda la ropa que tenia, con zapatos y plásticos en el piso.

6 Desde la primera escalada hacia Cajamarca

Al siguiente día espere un rato a Martina y continué subiendo, al llegar arriba se puede ver un paisaje imponente, de lagunas y montañas amarillas hasta donde la vista da.  Esta ruta ya esta pavimentada y es muy relajada . Luego de parar a tomar unas fotos continué hacia Cajamarca, un descenso salvaje!!. Allí estuve algunos días, conociendo la ciudad y equipándome mejor para continuar por las montañas, un buen saco para dormir, una carpa, chaqueta térmica y aislante para temperaturas bajo cero.

11 Atardecer por encima de los 4.000 mts

Continué hacia el sur solo, Martina debía arreglar su bici y eso tomaría algunos días mas, así que salí en la mañana hacia Cajabamba y de allí a Huamachuco, de donde salen las rutas hacia el sur, ya sea por la costa hacia Trujillo o por las montañas por Tulpo y Chimbote.

Según la gente del lugar, era mejor ir hasta la costa y volver a entrar a la montaña, hacia la cordillera Blanca. Pensé en explorar por las montañas y resulto mucho mas duro y con mas vueltas. Demore alrededor de dos días mas que si hubiera cogido la ruta por la costa. sin embargo, veo lo positivo de esa elección, me entrene subiendo montaña y conocí un poco mejor la vida y paisajes de la sierra peruana en la cual me encuentro hoy día, recorriendo sus paisajes, sus montañas inmensas e imponentes.

El clima esta perfecto, ni una gota de lluvia, cielos azules como nunca los había visto, todos los días son perfectos para hacer fotografía, por la iluminación y las condiciones climáticas.


Hace unos días subí desde Caraz hasta la Laguna de Paron, un espacio natural rescatado ´por la comunidad de la zona y manejado por ellos dentro del gran parque natural Huascaran, la entrada solo cuesta 5 soles y puedes estar allí todo el día.

_DSC1697

Salí de acá a eso delas 7 y 30 am en la bicicleta con algo de comida y mi cámara. No tenia idea de cuan lejos se encontraba este lugar y resulto ser un poco mas lejos de lo esperado. Llegue al refugio a 4.170 mts a las 3 de la tarde, con un descanso de media hora para comer en el camino. La ruta fue solo subida, en destapado, con paisajes increíbles, día soleado y bastante viento.

Al llegar al refugio deje la bici y rápidamente empece a caminar hacia el nevado La Pirámide, por un camino angosto de piedras y arena. Así me encontré en medio de nevados y la frente de una laguna hermosa, azul y con playas blancas. Un lugar alucinante en un día no turístico.  Según me decía Julio, un campesino que guarda el refugio, solo había 7 personas, cuatro escaladores en los nevados, el guía, el guarda y yo. Es decir, el parque solo para mi, en total tranquilidad y silencio, solo el sonido de la corriente de la laguna, el viento y los pájaros.

_DSC1714

Camine alrededor de una hora y media hacia el oriente, ya había cumplido mi meta de fotografiar la laguna y sus nevado, y ya se hacia tarde para volver, me relaje un rato, me llene de tranquilidad de este hermoso lugar y retorne al refugio base, allí Julio me ofreció agua de manzanilla y una conversación.  Arregle la bici y mi música para el descenso de un poco mas de una hora y media en el parque y el resto por carretera des pavimentada sin frenos!!

De las mejores experiencias en la vida por cumplir mi meta con tanto esfuerzo y por eso mismo la bajada salvaje con un atardecer igualmente salvaje. Todo valió la pena, el esfuerzo, la encalambrada subiendo, el dolor de cabeza por la altura, todo fue perfecto, pues subí y volví sin problemas que no pudiera solucionar.

Ahora me han dado la maravillosa oportunidad de hacer cumbre, de subir al pico del nevado Pisco. Es para principiantes pero me parece la mejor forma de empezar a subir montañas. Ciclismo y escalada se complementan perfectamente, para disfrutar y fotografiar los paisajes de las Américas. Son dos disciplinas que llenan de satisfacción mi vida, sin necesitar nada mas que mi cuerpo, toda mi energía para pedalear  y caminar, para ver que hay mas allá, para superar los limites físicos, pero sobretodo los mentales, romper barreras y ser mejor persona cada día.

Anuncios
Categorías: Sin categoría | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: