Archivo mensual: diciembre 2014

Por el Salar de Uyuni, Potosí (Bolivia)

_DSC3512

_DSC3576

El salar de Uyuni es el mayor desierto de sal continuo del mundo, con una superficie de 10.582 km2. Se encuentra a una altura de 3.650 msnm y tiene vientos de hasta 90km/hr. Un paisaje increíble, como de otro planeta, de largas distancias y condiciones difíciles para la vida humana.

_DSC3484

Lo que pense seria un trayecto mas de mi viaje en bici, termino siendo la EXPERIENCIA de mi vida. Días antes de conocer el salar, mucha gente me hablo acerca del  lugar,  se asombraban con mi intensión de atravesarlo en bicicleta hacia San Pedro de Atacama.  Hablaban del sol, el frió, la distancia y luego entendí por que. Es un lugar de dimensiones que nunca había visto en mi vida, árido, salado, soleado, frió en la noche, tranquilo, sin gente.

_DSC3516

Antes de empezar este trayecto,averigüe algunas cosas en Uyuni, hable con los conductores de las camionetas turísticas y me hicieron una idea del recorrido, de Uyuni a Colchani y de allí a la isla del Pescado , de donde debía ir hacia el sur hacia San Pedro de Atacama, para encontrarme de nuevo con Claudio( un parcero chileno ) antes del 31 de diciembre.

_DSC3460

_DSC3567

_DSC3464

El primer día salí a las 3:30 am hacia Colchani,  allí solo compre una botella mas de agua para completar los 8 litros, que pensaba eran necesarios. el día anterior fui al mercado a comprar lo necesario pal trayecto, pan, queso, papa, tomate, palta, pasta, galletas, etc. lo de siempre, la verdad no esperaba unas condiciones tan extremas de sol y viento.

_DSC3471

_DSC3472

_DSC3483

De allí de Colchani me metí al salar. Llegue al hotel de sal donde gente linda de Bolivia me convido comida y bebida, buen parche!!

_DSC3478

En la tarde, luego de comer hasta no poder mas, cuando el sol bajo un poco, seguí rumbo a la isla del Pescado. Allí me empece a dar cuenta de la magnitud del paisaje, hermoso pero difícil, para llegar a la isla eran mas o menos dos días. Esa tarde fue una tarde de San Pedro y rape, de santita y un atardecer increíble, el mas salvaje que he visto en mi vida.

_DSC3506

Ese primer día pedalie hasta las 11 pm, el viento es muy fuerte en las tardes y las noches, así que arme mi carpa, me relaje y descanse.

_DSC3496

A la mañana siguiente, el paisaje había cambiado radicalmente, ya no estaba seguro de la isla a la que iba, así que me decidí por la que mas me parecía. Todo el día para llegar y darme cuenta que no era la que buscaba, igual disfrute el lugar, recorrí la isla , subí a lo mas alto para darme una idea la geografía del lugar y mi rumbo al sur.

_DSC3542

_DSC3532

Intente encontrar agua y en el trayecto perdí una de mis botellas y la santita. Al final regrese a donde estaba acampando, comí, descanse y decidí devolverme hacia Colchani, no estaba seguro del camino y ya no tenia mucha agua, comprendí lo difícil del lugar, en cuanto al ejercicio en bici y lo fácil para deshidratarse, el viento hace que no te des cuenta de este factor y el sol es demasiado fuerte desde el amanecer al anochecer. Así que pensando en mi regreso, calcule lo que tenia de agua y comida y me alcanzaban hasta el pueblo, estaba seguro.

_DSC3563

_DSC3575

_DSC3549

Al siguiente día salí temprano, de retorno por el mismo camino, un poco decepcionado por no poder cumplir mi meta, pero tranquilo, pues estaba asegurando mi retorno. Así que comencé, siempre teniendo como guía la montaña grande ( el volcán Tunupa).

Al principio casi no ande, el suelo estaba húmedo, como enlagunado, así que caminando seguí adelante unas horas. El camino luego de esto fue relativamente mas fácil. Al rato logre ver y parar una de las camionetas de turistas y la pareja me regalo una botella de agua, le puse como un frutiño de maracuya y me la tome casi toda, sin pensar a futuro.

_DSC3573

_DSC3571

Seguí mas tranquilo eso si, pero ya empezaba a sentir la deshidratacion. Todo el día avanzando hacia la montaña que nunca parecía acercarse por mas que me esforzaba. Termino el día y acampe. Para ese momento ya empezó a escacear el agua, pero tenia tomates, naranjas, manzanas y papas, así que pensaba que todo iba bien.

_DSC3584

Al otro día me levante, comí algo y seguí mi rumbo. Unas horas mas tarde ya no había agua, y no fue suficiente con las frutas, así que me vi obligado a tomar mi orina, amarga, fuerte, pero me mantenía vivo por lo menos. Luego de dos días tomándola, el cuerpo se empezaba a descompensar, la comida que contenía agua, se acabo, solo quedaba papa cruda, así que me las comí así, pues tenían liquido, poco pero tenían, para ese momento era la gloria!Ya solo me quedaban unas galletas, un par de papas, pan y comida para cocinar con agua, sopa y rame.

Ese fue el día mas duro de mi viaje y mi vida, el sol, la deshidratacion, el cansancio acumulado, todo se unió y me bajo de la bicicleta varias veces. Lo único que podía hacer en ese momento era recostarme a la sombra de la bicicleta, no había ni una sola nube en el cielo y  en mi mente solo pensaba en bajar mi temperatura y esperar un poco mientras bajaba el sol fuerte del medio día. Cuando veía un lugar húmedo, mojaba mis ropas, con esa agua con olor a azufre, pero era mi única idea para no tener un golpe de calor, del que es bien difícil recuperarse, mas andando en bicicleta y con peso.

Seguía y seguía y no llegaba a ningún lado, estaba tan seguro que esa era mi rumbo, mi dirección, que seguí hasta la tarde. Al final se empezó a poner lodoso, mojado y fue imposible seguir en bicicleta, así que la fui llevando unas horas arrastrada, casi sin avanzar nada. Sin energía, sin ganas, pare otra vez al final de la tarde, llame a mi padre en Colombia y le comente mi situación. Pensé que no podía hacer mucho desde allá, sin embargo quería escucharlo y que supiera como me encontraba, quería decirle que lo quería mucho y que me perdonara por ese 24 de diciembre.

Me sugirió dejar la bicicleta, ya no tenia energía ni para caminar, así que oscureciendo saque algunas cosas y me dirigí a unas luces que veía en las montañas al frente mio. Veía varios carros pasar, pensé que esa era mi ultima opción, como fuera tenia que llegar a esa carretera, ya no iba a aguantar un día mas.

Así que como pude camine y camine por horas, empece en la tarde y  llegue a las 2 de la mañana a la carretera.  Allí encontré unas casas, pero no había nadie, según me dijeron luego, todos estaban en el pueblo celebrando la navidad. Recorrí el “caserío”, pero no había agua en los grifos, solo arena. Así que me acosté en la carretera a descansar y esperar que alguien pasara por allí, ya había hecho todo lo posible y no tenia energía pa nada mas.

Finalmente apareció un camión, paro y le comente la situación, me dieron una gaseosa dos litros Fanta durazno, me dieron el mejor regalo de toda mi vida, el mas sencillo y a la vez el mas grande. Me la tome toda casi sin respirar, pensaba, dios es grande, me dio un ratico mas de vida. Me tire al lado de la carretera, ya mas tranquilo, extasiado, mirando el cielo estrellado, en paz total con el mundo, con la vida, pensando en mi familia.

Luego de un rato me pare y seguí caminando por la carretera hacia lo que pensaba era Colchani, pero en realidad era para Oruro. estaba demasiado perdido desde hacia días. Pare otro camión y me dieron otra botella de agua, que también la tome toda en unos segundos. Seguí caminando hasta que un camión paro y al escuchar mi situación, se ofreció a llevarme a Salinas un pueblito al lado del salar. Allí pude comunicarme con mi padre otra vez que hizo todo lo posible para ayudarme desde Colombia.

La mamita Nora y su esposo, me dieron agua y comida, una cama y me colaboraron con todo lo que necesitaba, atención medica, al otro día a recoger la bicicleta y mis cosas. Luego de un rato dando vueltas en la camioneta finalmente la encontramos y  de camino de devuelta  vi mi bolsa de dormir, que había perdido en medio de la noche por el viento.

Ya con todo recuperado, organice mis cosas y me aloje en un hostal en el centro del pueblo. Comí, bebí, fui al hospital. Allí me limpiaron los ojos, que estaban llenos de sal y arena de la noche anterior y me desinfectaron las raspaduras que tenia en las piernas. Me aplicaron la anti tetánica y me ayudaron mas de lo que podía pedir, de estas personas también me llevo lo mejor, me ayudaron sin pedirme nada.

Ahora ya recuperado, pensando sobre esta experiencia, siento que Dios me dio otra oportunidad para seguir, para hacerlo mejor. Me mostró al limite al que puedo llegar y lo fuerte del instinto de supervivencia. También la abuela coca me dio todo para llegar, luego de estar al limite de la deshidratacion y tener que beber mi propia orina, aprendí a valorar realmente el agua, algo tan normal en el diario vivir, que nos acostumbramos a tenerla, para mi es un milagro.

Afortunadamente hoy puedo seguir y aprender de esta vivencia tan fuerte que realmente marco mi viaje y mi vida, así que pa lante rumbo a San Pedro de Atacama y a pasar un buen fin de año con el Claudio.

_DSC3569

Hoy solo doy gracias a mi  Padre, gracias a mi Madre, a la abuelita coca que me dio la energía pa seguir adelante, al rape por despejar mi cabeza de los pensamientos negativos, gracias a la vida, por darme un día mas.

_DSC3579

27 de diciembre 2014

Uyuni, Potosi, Bolivia.

Anuncios
Categorías: Sin categoría | 2 comentarios

Por La Paz (por Claudio)

En la Paz, me sentí como en casa. Estuve allí un tiempo y me gusto mucho el centro histórico, mas que por su estética por su gente y su ambiente.

DCIM100GOPRO

DCIM100GOPRO

DCIM100GOPRO

DCIM100GOPRO

 Aquí pude conocer personas muy bacanas, de todos lados y en diferentes viajes. El hostal mochilero Inti wasi, me acogió por mas de un mes.

Categorías: Sin categoría | Deja un comentario

Valle de las animas (La Paz)

El Valle de las animas se encuentra al sur de la Paz. para ver este hermoso lugar, solo es necesario coger un bus que te deja muy cerca a la entrada, que no tiene costo.

_DSC3418

_DSC3366De fondo la Paz

DCIM100GOPRO

Parche del  Inti Wasi

_DSC3372

Geografías como de otro planeta.

_DSC3367

_DSC3362

_DSC3394

_DSC3399

_DSC3363

_DSC3406

Un día de sol, viento y rape.

 

 

Categorías: Sin categoría | 3 comentarios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.